Seleccionar página

Un mundo de creencias y valores.

Las creencias son esas premisas generales, culturales o de cualquier otra índole, en las que nos hemos involucrado por nuestras experiencias y educación, y en ellas vivimos, y con ellas experimentamos la vida. Y los valores, para mí, son aquellas creencias profundas que he validado en algún momento, de forma consciente, según mí nivel de consciencia en ese momento, y que me mueven y me motivan en la vida. Son el motor de mi vida.

Pero las creencias no son algo tangible, ni nada que sea fijo, van cambiando, se van estableciendo y modificando en la sociedad y en cada persona de forma distinta, según la época, según el contexto, según las experiencias y la educación de cada ser humano.

Ellas nos ayudan a vivir mejor o peor, según cómo afecten a la consecución de nuestras metas de vida o a nuestras vivencias, y hasta incluso, nos limitan o nos potencian la forma y el tamaño en que establecemos nuestras metas y la forma en que deseamos vivir.

Por tanto, siendo honesto conmigo mismo, y si acepto, que efectivamente las creencias, son intangibles, y son variables, y yo, y sólo yo, soy el dueño de mi vida,  ¿ por qué no hacerme unas cuantas preguntas ? …

¿ que creencias tengo en las diferentes facetas de mi vida…personal, profesional, … ?,

Siguiente pregunta…

¿ cuales de estas creencias son responsables de producirme malestar ?

Siguiente pregunta…

¿ las puedo modificar o eliminar de mi vida ?

Si la respuesta es No…me preguntaría  a mi mismo…

¿ cómo sé,… que No puedo ?

El Rey interior.

Tantas veces nos han dicho que tenemos que encontrar algo especial más allá de lo natural, que nos empeñamos en buscar sin saber muy bien el qué. Y nos gustaría que los reyes magos nos trajeran algo especial, para los que creemos en ellos, los niños. Y por eso nos portamos bien, para que no nos dejen carbón, Y claro estamos tan pendientes de vivir para que los reyes no nos castiguen y nos traigan la felicidad, que vaya, nos olvidamos de soñar desde dentro de nosotros y de que los verdaderos reyes magos viven en nuestro interior, sólo hay que pedir, pero sin miedo y después, saber que ya somos buenos desde esa esencia interior y de que sólo hay que confiar en la vida para que se nos concedan esos sueños, y entonces actuar, desde dentro, desde dentro hacia fuera.

Paco Forner, 6/1/2016

LA FELICIDAD NO DUAL


Cuando hablo de felicidad, no hablo de estar, siempre alegre, siempre sonriendo o que todo siempre salga cómo lo había previsto. No se trata de que todo sea perfecto en la vida. Ni de que no existan los momentos desagradables, tristes o que nos ocurran experiencias difíciles de solucionar.

Se trata de aceptarlo todo, aceptar el momento presente, lo que sea, para desde ahí, cambiarlo si es necesario, y si no se puede cambiar, aunque te prometo que se puede cambiar casi cualquier situación, no importa, podemos empezar por aceptarlo completamente, entenderlo, saber porqué, y saber para que nos  está ocurriendo.

Eso entiendo por  felicidad, es esa actitud, la actitud que lo engloba todo, lo alegre y lo triste, la actitud que no se inmuta ante los problemas, porque en realidad no lo son, son retos, mensajes de la propia vida para darnos cuenta de donde estamos.

Así que hay una felicidad dual, y yo no la llamaría felicidad, esa que es lo contrario de la tristeza, la que aparece y desaparece, la que depende de algo externo. Puede que te sientas feliz cuando consigues algo, algún logro y eso está bien, pero no tiene nada que ver  con  la felicidad de la que hablo, la felicidad de la que hablo te acompaña en el camino para conseguir tus logros, permanece contigo antes y después.

 La felicidad genuina, es una felicidad no dual, la que está por encima de lo triste y la alegre, la que lo envuelve, y es incondicional, no depende de nada ni de nadie, es intrínseca al ser humano, no es algo que haya que lograr, es algo que hay que descubrir, no se llega a través de las emociones, si no,… transcendiéndolas.

Feliz año 2016

Paco Forner.

28/12/2015

Feliz noche del mundo

En un día cómo hoy, cualquier día de tu vida, deseo que pares todo por un momento, y que ese momento lo hagas tan grande como quieras, no importa lo grande que lo hagas, puede durar toda tu vida, es tu momento, tu instante, tu vida. Para reflexionar, para no hacer nada que no salga de tu corazón, nada que no hicieras si este fuera el último día de tu vida. Al menos, para que estés consciente de lo que eres, de lo que somos, y que te hagas esa pregunta tan grande, ¿qué soy ?……¿ que pasaría si no existiera la navidad ? … En realidad no pasaría nada…puede que no exista y para algunos es así,…y más allá de la religión que cada uno profesa, lo cual respeto,…Es un día más en el que la única obligación que tengo es ser feliz y la segunda, es transmitir esa felicidad…la tercera…seguir siendo feliz…y saber que nada me lo puede impedir…

Paco Forner…24/12/2015

COACHING Y FELICIDAD

Conseguir tus objetivos es fundamental para tu vida, pero sólo si también eres feliz. Ser feliz no es negociable. Lo demás puede ser o no. Y no hablo de una felicidad efímera, no se trata de estar eufórico un día por haber conseguido algo o por que las cosas te van bien para que en otro momento, por la razón que sea, algo o alguien te roben esa felicidad que creías tener. La felicidad auténtica, cuando la conoces, ya nadie te la puede robar, no depende de nada ni de nadie. Es innegociable y es independiente de cualquier factor externo. No importa lo que ocurra, ni en que estado te encuentres en tu trabajo y en tus relaciones, ella está ahí, dentro de ti,  te lo garantizo,  encontrarla es mí promesa. Por eso, para acompañarte en la definición y consecución de tus objetivos, partimos desde ese punto de felicidad, primero ser feliz, después todo lo demás, ya no puedes perder más tiempo, sé feliz.

LA CONFIANZA ES LA FUERZA.

Todos somos iguales, en esencia, y todos tenemos esa capacidad de conseguir aquello que nos proponemos desde lo más profundo de nuestro ser, usando nuestra particular habilidad que nos caracteriza cómo persona individual. Esa es la confianza, esa es la fuerza que desde la bondad y sólo desde la bondad, contribuye a la mejora de la vida de todo el planeta.

Paco Forner