Seleccionar página

Conseguir tus objetivos es fundamental para tu vida, pero sólo si también eres feliz. Ser feliz no es negociable. Lo demás puede ser o no. Y no hablo de una felicidad efímera, no se trata de estar eufórico un día por haber conseguido algo o por que las cosas te van bien para que en otro momento, por la razón que sea, algo o alguien te roben esa felicidad que creías tener. La felicidad auténtica, cuando la conoces, ya nadie te la puede robar, no depende de nada ni de nadie. Es innegociable y es independiente de cualquier factor externo. No importa lo que ocurra, ni en que estado te encuentres en tu trabajo y en tus relaciones, ella está ahí, dentro de ti,  te lo garantizo,  encontrarla es mí promesa. Por eso, para acompañarte en la definición y consecución de tus objetivos, partimos desde ese punto de felicidad, primero ser feliz, después todo lo demás, ya no puedes perder más tiempo, sé feliz.