Seleccionar página

Siempre pensé que podía conseguirlo todo. Lo veía realizado en mi mente de forma clara. Nunca he dudado de mis posibilidades. Una vez hace muchos años tuve un problema. Me vi en una situación imposible y me fui al mar. Me quede mirándolo, fijamente, no había nadie, la gente tenía claro que yo no lo conseguiría…. ese día me dije a mi mismo, cuando estaba allí de pie frente al mar,… – ¡ Lo haré !-, mientras escuchaba las olas rompiendo en la orilla. Me gustó. El viento soplaba y rugía en mis oídos. Estaba furioso. En un momento esas palabras que me dije,…… me hicieron sentirme mejor. No dejé que ese sentimiento que me produjo aquella persona, me hiciera sufrir y entorpeciera mis planes. Aprendí ese día que las emociones las puedo “transcender”, y me enorgullezco de la primera vez que utilicé PNL sin saber que existía.

Paco Forner 14/02/2016